Conéctate con nosotros

ARTÍCULO DE LA SEMANA

Códigos de confianza

Ing Orlando Ardito Gerente General de la Asociación Gremial de Empresas Internacionales de Productos Eléctricos del Perú EPEI Perú

Ing. Orlando Ardito, Gerente General de la Asociación Gremial de Empresas Internacionales de Productos Eléctricos del Perú EPEI-Perú

 

Lima, Perú.- La confianza está en crisis. En los últimos meses los escándalos por corrupción y soborno a nivel de las grandes y más poderosas empresas de esta parte del continente han removido y seguirán removiendo los cimientos de la credibilidad y la ética en el mundo empresarial.

Según el padre del management, el austriaco Ferdinand Drucker, las organizaciones ya no se fundamentan en el poder sino en la confianza.  Las organizaciones que la adquieran brindarán no solo tranquilidad, seguridad, certidumbre a sus proveedores, consumidores, público interno y stakeholders, sino estabilidad para su propio negocio.

Vemos que la confianza ha adquirido un peso relevante dentro y fuera de las empresas e instituciones  sean públicas o privadas. Una forma de alcanzarla y que está abriendo camino es  el gobierno corporativo, concepto que se maneja desde hace un tiempo y que se define como las normas, herramientas, procesos y leyes que indican cómo debe operar y regirse una empresa, quienes lo aplican son más confiables y atraen mayor inversión que las empresas que no lo hacen.

En los últimos años algunas empresas se han visto interesadas por la aplicación de este concepto debido a múltiples factores. Como respuesta a ello, diríamos que la confianza podría ser el punto de quiebre para muchas empresas en tiempos de globalización y acceso a la tecnología. La confianza se ha introducido en las entrañas de la nueva economía y es la reputación la nueva manera de hacer negocios, muchos la llaman la revolución invisible.

¿Pero cómo logramos gestionar este valor en las organizaciones?

Afortunadamente algunas empresas vienen aplicando el concepto de buenas prácticas de gobierno corporativo que permiten gestionar y promover aspectos como la confianza, transparencia a través del uso de herramientas precisas y claras, tales como los Códigos de Conducta.

El código de ética o código de conducta recoge los patrones, valores, símbolos, lenguaje, historias y prácticas de la compañía, los cuales se ven reflejados en la forma en que sus  directores, gerentes o administradores la conducen,  de tal manera que los colaboradores asuman, interioricen y tengan claro lo que se puede y no se puede hacer al interior de la empresa.

Las empresas grandes, medianas y pequeñas tiene hoy la oportunidad construir una gestión empresarial en base a un código de conducta, que ayude a: Fortalecer la cultura ética de la compañía, priorizar principios y valores de la empresa, establecer que es lo que la compañía espera de sus colaboradores y que es lo que ellos pueden esperar de ella, generar confianza, captación de buenos clientes, proveedores, empleados, distribuidores, entre otros beneficios.

Como experiencia, la Asociación Gremial de Empresas Internacionales de Productos Eléctricos del Perú, integrada por los más importantes empresas del sector eléctrico, decidieron a fines año pasado, firmar una Declaración de Cumplimiento Multipartidaria como una iniciativa conjunta orientada a promover la transparencia y el apoyo del sector privado a implementar buenas prácticas empresariales, producto de ello se aprobó el Código de Conducta de EPEI-Perú, en el cual sus miembros han fijado las normas más exigentes en el campo de la ética, del cuidado del entorno y de la calidad.

Entre algunos de sus principios están: El aseguramiento del respeto de los derechos humanos, prohibición del trabajo infantil, aseguramiento de un alto nivel de higiene y de seguridad para sus colaboradores, la conformidad en cuanto a la legislación y las reglas económicas;  promoción de los valores éticos y de conformidad, protección medio ambiental como un elemento fundamental en todas sus actividades, acciones que apuntan a proteger el planeta, satisfacción de un alto nivel de criterios medio ambientales en el desarrollo y la producción,

así como satisfacción al cliente mediante la entrega de calidad y nivel de productos y servicios conformes con todas las exigencias vigentes, reglamentarias y normativas.

La sociedad demanda al sector empresarial que existan estándares de comportamiento y compromisos palpables y medibles, los Códigos de Conducta son un buen recurso para inspirar, contagiar e innovar nuevas formas de ser empresa en el Perú.

Clic para comentar

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Más en ARTÍCULO DE LA SEMANA